jueves, 21 de julio de 2011

La luciérnaga o gusano de luz, Lampyris noctiluca

  Hace una semana, durante una estancia en un pueblo costero de Cantabria, salí algo antes de la medianoche a observar gusanos de luz o luciérnagas. Paseando por un camino que discurre entre prados de siega, a la orilla del camino y bastante cerca de un arroyo encontré cuatro hembras fácilmente localizables por la preciosa luz verde que desprenden de la parte inferior del extremo más caudal de su abdomen; esto es, de los últimos segmentos, mientras se agarran mediante sus patitas a alguna yerba. Al ponerlas a la luz para poder observar mejor esa parte del cuerpo se veía de color blanco.

Nueva especie de luciérnaga en la península ibérica

  Tras tomar las pertinentes notas en el cuaderno de campo a la vez que las identificaba como Lampyris noctiluca (Linnaeus, 1787) las liberé. Actualmente al identificar luciérnagas en España hay que procurar no confundirse con otra especie también del género Lampyris, muy similar y descubierta recientemente. Se trata de Lampyris iberica (Geisthardt et al, 2008), nueva especie de Lampyridae descubierta hace tres años en Portugal por un equipo de científicos europeos. Hasta entonces los naturalistas identificabamos estos ejemplares como L. noctiluca, pero ahora hay que asegurarse. En España su presencia, de momento, se restringe a las provincias de Álava, Asturias, Ávila, Pontevedra y Soria. Sin embargo, parece que su área de distribución puede ser bastante más amplia. Con el tiempo se realizarán estudios más amplios o en todo caso las identificaciones que aporten los naturalistas permitirán conocer mejor la distribución de esta especie ibérica. Los investigadores de hecho creen que en Portugal en vez de L. noctiluca sólo hay L. iberica.

 Bioluminiscencia y ciclo de vida

  A primera vista nadie diría que estos insectos sean coleópteros, pero esto se debe a que el dimorfismo sexual es tremendo. Con los machos no hay duda, evidentemente son pequeños escarabajos clasificados en la familia lampyridae que han completado su metamorfosis holometabólica perfectamente, pero con las hembras esto no es tan obvio porque ni siquiera pueden volar pareciéndose  enormemente a sus voraces larvas.

  Las hembras adultas se valen de la bioluminiscencia para atraer al macho. Emiten luz de modo aproximadamente constante y continuamente durante un par de horas hasta que aparece su pareja, sino se ocultan y esperan a la siguiente noche para volver a brillar. Después del apareamiento, durante tres días depositan de 50 a 100 huevos en algún lugar húmedo entre hierba o musgo. Las madres fallecen después de la puesta sin llegar a conocer a su voraz prole. Los huevos pueden emitir un tenue brillo amarillo.

  Las pequeñas luciérnagas nacen más o menos al cabo del mes, ocasionalmente se las puede observar emitiendo luz. Se alimentan principalmente de gasterópodos terrestres a los que muerden y pican para inyectarles un tóxico fluido digestivo. Tras este ataque inicial deben tener paciencia y cuidado para no quedarse pegadas a los mocos protectores que liberan las babosas cuando son atacadas. El molusco se va paralizando gradualmente a la vez que la zona del cuerpo que ha recibido el veneno se convierte en una papilla digestiva de color castaño que puede beber la larva.

  Éstas mudan varias veces, durante el invierno cuando escasean sus presas hibernan y vuelven a despertar durante la primavera, así hasta que al cabo de 2 ó 3 años pasan al estado de pupas que es la fase previa a la vida adulta, lo cual se produce entre mayo y julio.

  Luciferina y luciferasa

  Los lampyridae regulan la emisión de luz controlando el aporte de oxígeno a las membranas que contienen la luciferina. Estas pequeñas moléculas reaccionan pasando a oxiluciferina y liberando energía luminosa en una reacción bioquímica catalizada por la luciferasa que además requiere Mg y ATP como cofactor. Además existe una enzima regeneradora de luciferina. La luciferina de luciérnaga cristalizada es fluorescente, absorbe radiación UV y emite radiación en el espectro del visible con un pico a 530 nm (verde). La reacción transcurre en dos pasos:
  1. Luciferina + ATP = luciferil adenilato + PPi
  2. Luciferil adenilato + O2 = oxiluciferina + AMP + luz

  Diferentes especies de gusano de luz utilizan la misma luciferina. Prácticamente el 98% de la energía de esta reacción se convierte en luz, pasando a ser calor tan sólo el 2%, esto es bastante más eficiente que nuestras bombillas.

Un saludo

 Nota: esta entrada participa en el VI Carnaval de biología, alojado en Marimarus el blog de @Tiwanacu y que para esta edición de verano propone el tema “Los artrópodos”.


Referencias :

Geisthardt, M., Figueira, G., Day, J.C. and De Cock, R. (2008) A review of Portuguese fireflies with a description of a new species, Lampyris iberica, sp. nov. (Coleoptera: Lampyridae). Heteropterus Revista de Entomología 8: 147-154.

The biology and distribution of glow-worms (Coleoptera: Lampyridae) in Spain

José Ramón Guzmán Álvarez and Raphäel De Cock

Firefly luciferin 

Presence and distribution of Spanish glow-worms based on a survey bymeans of a photo-biodiversity database
Guzmán Álvarez, J. R. and De Cock, Raphaël

8 comentarios:

  1. Recuerdo años atrás, la frecuencia con la que se veían estos insectos luminosos, sobre todo, los recuerdo brillando por la espesa hierba del cauce de las acequias. Entonces, la hierba se cortaba con la hoz para alimentar a los animales del corral. Cuando los animales dejaron de ser motivo de interés a causa de las tiendas de alimentación, llegó la quema de ribazos y, lo peor, la utilización de herbicidas para acabar con las “malas hierbas”. Seguramente, ya no se vean luciérnagas por este denigrante método de eliminación.
    Una entrada muy interesante Pedro y, llena de nostalgia.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Javier

    Tienes razón, los escasos estudios que se han realizado al respecto confirman la impresión de los naturalistas de que sus poblaciones, en general, están en franco declive. Estoy de acuerdo, la destrucción de sus hábitats debe ser la causa principal de su progresiva escasez. De todos modos estos pequeños animales por lo peculiares y llamativos que resultan son un buen objetivo conservacionista ya que se prestan a despertar simpatías y aprecio entre la población, cosa que con otras especies resulta realmente complicado de conseguir. Debería aprovecharse lo graciosas que resultan a niños y mayores para frenar este declive.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Tengo intención de hacer una entrada sobre estas interesantes especies. Casualmente acabo de volver de Cantabria y alguna fotillo he hecho por allí. También las tengo en el jardín, lo que me supuso una gran alegría y la decisión de no eliminar a las babosas, que les sirven de alimento, aunque me coman algunas plantas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Hola Jesús

    Si, para las luciérnagas es fundamental que haya babosas y carcoles. ¡Qué bueno que tengas en tu jardín! porque en algunas zonas empiezan a escasear. Seguro que vas a preparar una entrada muy interesante, estaré a la espera.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Buenas tardes,

    Sabeis donde puedo comprar unas luciernagas??

    Por favor, les agradeceria de que me enviara sus comentarios a: borderby78@yahoo.es

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Existen Lampyris noctiluca en Portugal:

    http://pirilampos-lightalive.blogspot.pt/search?q=lampyris+noctiluca%C2%B4

    Y yo soy uno deses autores de que hablas (Gonçalo Figueira) y en la verdade, lo que nosotros deciamos, es que en el momento (2007/2008), su presencia era dudosa en el país, y no que era una especie ausente en Portugal.


    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gonçalo

      Muchas gracias por el comentario y enhorabuena por estos trabajos. En cuanto pueda modificaré la frase que comentas.

      Un saludo y gracias por el comentario.

      Eliminar
  7. Más aqui: http://pirilampos-lightalive.blogspot.pt/2014/07/lampyris-raymondi.html

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas más populares